Archivo para diciembre, 2010

Carta de un Protector a los criadores/vendedores de perros y gatos

Posted in Uncategorized on diciembre 30, 2010 by MundoPatitasAC

Creo que nuestra sociedad necesita una llamada de atención. Por la labor que realizo, es necesario visitar las infames perreras con cierta frecuencia, y hoy voy a compartir algo con ustedes… una mirada desde “dentro” si me lo permiten.

Comenzare diciendo que todos ustedes, vendedores/criadores de animales, deberían al menos trabajar un día en una de esas mazmorras. Tal vez si vieran la mirada triste, perdida, los ojos confusos y temerosos, te harían cambiar de opinión sobre criar animales para luego vendérselos a personas que ni siquiera conoces. Tal vez cuando vean tanta miseria, sufrimiento y muerte, dejen de vivir de su explotación sexual.

Ese cachorro que acabas de vender, terminará posiblemente en esa perrera cuando deje de ser un perrito lindo. Entonces, ¿Cómo te sentirías si supieses que hay una probabilidad del 99% de que ese perro nunca salga de la perrera si es que llega a parar allí? Sea de raza o no. El 50% de los perros que entran ahí, abandonados o callejeros, son de raza pura.

Las excusas más comunes que escucho son:
“Nos mudamos y no podemos llevarnos a nuestro perro/gato”. ¿En serio? ¿A dónde te mudas que no te permiten tener mascotas y por qué has elegido ese lugar en vez de otro donde sí puedas tenerla?

“El perro se hizo más grande de lo que creíamos”. ¡¿Y cuanto te pensabas que crecía un pastor alemán?!
“No tengo tiempo para ella”. ¿De veras? Yo trabajo 10 o 12 horas al día y aun así tengo tiempo para mis 6 perros.
“Está destrozándonos el patio”. ¿Y porque no lo tienes dentro contigo?

Lo triste es que tu perro o tu gato NO serán adoptados, en su lugar, serán cruelmente asesinados ¿Sabes lo estresante que es una perrera?

Bueno, pues déjame que te cuente:
Por lo regular los perros abandonados en las perreras son sacrificados inmediatamente en cuanto lo dejan, aunque es probable que no sea así. Tal vez el personal indolente y corrupto mejor decida venderlo por unos cuantos pesos a una universidad o a un laboratorio para que experimenten con el; tormento del que solo podra librarse solo hasta que venga la muerte en su ayuda.

Si por alguna razón, ese perro que alguna vez fuera tuyo y vendiste a un extraño, vagara libre por las calles y tuviera el infortunio de ser capturado por la perrera, tendrá que permanecer por Ley 72 horas, confinado en una pequeña jaula, rodeado de ladridos y llantos de otros decenas de animales. Y el dia de su hora final, tendra que ver morir uno a uno a los que le anteceden, antes de ser el mismo sacrificado.

No recibirá ninguna atención, aparte de un poco de croquetas revueltas con su propia mierda y orina, y claro esta, y constantes manguerazos de agua fría a presión.

Si tu perro es grande, negro o de cualquier raza “bull” (pit bull, bull terrier, mastín…) lo has conducido a la muerte desde el momento que cruzó la puerta. Esos perros no suelen tener “oportunidades”. No importa lo “dulce” que sea o lo “amaestrado” que esté.

La mayoría de los animales seran puestos en jaulas de protección y se les sacrifica si muestran agresividad. Incluso el perro más tranquilo, es capaz de cambiar en este entorno.

Si se contagia de la tos de las perreras (traqueobronquitis infecciosa canina) o cualquier otra infección respiratoria, será sacrificado de inmediato, simplemente porque en las perreras no tienen recursos (ni interés) para pagar tratamientos. Solo son campos de concentración… de exterminio.

De cualquier forma, nada lo librará de la depresión y del sufrimiento. Llorara por la familia que lo ha abandonado y el día del sacrificio, tal vez se resistirá a morir. Su instinto lo hará defenderse o solo tratara de huir. Entonces seguramente necesitara ser golpeado para poder someterlo. ¿Y sabes como mueren? ¡Los electrocutan! Pero para aquellos que aun no lo han presenciado, todo comienza sacàndolo de su jaula con correa. Los perros siempre piensan que van a dar un paseo, salen felices, moviendo la cola…. Hasta que llegan a “la habitación”, allí todos frenan en seco. Deben oler o captar la muerte o sentir las almas tristes que se quedaron allí. Es extraño, pero sucede con todos y cada uno de ellos.

Tu perro o gato se verá sujeto por 1 o 2 matarifes, dependiendo del tamaño y de lo nervioso que este. A continuación, alguien mas le colocara los cables con pinzas, una en la oreja y otra en el ano, y encenderá la maquina.

He visto algunos tener que soportar más de una descarga, porque al parecer se niegan a morir. No se “duermen” inmediatamente. A veces sufren espasmos durante un rato, se ahogan y se defecan encima. Terminan cubiertos de su propia sangre, ensordecidos por los aullidos y gritos.

Cuando han terminado, su cadáver será apilado como un leño, en un gran congelador trasero, con todos los otros animales, a la espera de ser recogidos como basura.

¿Qué sucede después? ¿Será incinerado? ¿Lo llevan al vertedero? ¿Lo convertirán en comida para mascotas
Nunca lo sabrás y probablemente nunca te lo plantearás. Solo era un animal y siempre puedes comprar otro, ¿no?

Espero que si has leído hasta aquí, se te hayan empañado los ojos y no puedas sacar de la cabeza las imágenes que ocupan mi mente todos los días cuando vuelvo a casa después de mi rutinaria visite. Odio a la humanidad, odio al gobierno que le paga al matarife con el dinero de mis impuestos, odio que exista ese “trabajo”, odio que existan esos lugares y odio saber que siempre existirá a menos que ustedes, la gente, cambié y se den cuenta de las vidas que perjudicas son muchas más, aparte de la que dejas en la perrera.

Entre 9 y 11 millones de animales mueren a diario en las perreras y solo tú puedes parar esto. Yo hago todo lo posible por salvar todas las vidas que puedo, pero los refugios (protectoras) siempre están llenos y cada día hay más animales que entran que los que salen.
NO CRIES O COMPRES MIENTRAS HAYA PERROS MURIENDO EN LAS PERRERAS.
La verdad duele y la realidad es lo que es. Sólo espero que con esto alguna persona haya cambiado de idea acerca de la cría, de abandonar su mascota en una perrera o de comprar un perro. Ojalá alguien me contacte y me diga: “He reflexionado y quiero adoptar”. Eso haría que todo mereciese la pena.

Por favor, si quieres que esto cambie, difunde esta carta.

Para adoptar visita http://www.mundopatitas.org.mx

Anuncios

LA HISTORIA DE “EL CANELO “

Posted in Uncategorized on diciembre 27, 2010 by MundoPatitasAC

“Canelo” era el perro de un hombre que vivía en Cádiz. Una mascota que seguía a su dueño para todas partes y en todo momento.

Este hombre anónimo vivía solo, por lo que el buen perro era su más leal amigo y único compañero. La compañía y el cariño mutuo los hacía cómplices en las miradas y hasta en los gestos.

Cada mañana se los podía ver caminando juntos por las tranquilas calles de la ciudad cuando el buen hombre sacaba a pasear a su amigo. Una vez a la semana uno de esos paseos eran hacía el Hospital Puerta del Mar ya que debido a complicaciones renales el hombre se sometía a tratamientos de diálisis.

Obviamente, como en un hospital no pueden entrar animales, él siempre dejaba a Canelo esperándolo en la puerta del mismo. El hombre salía de su diálisis, y juntos se dirigían a casa. Esa era una rutina que habían cumplido durante mucho tiempo.

Cierto día el hombre sufrió una complicación en medio de su tratamiento, los médicos no pudieron superarla y éste falleció en el hospital. Mientras tanto “Canelo” como siempre, seguía esperando la salida de su dueño tumbado junto a la puerta del centro de salud. Pero su dueño nunca salió.

El perro permaneció allí sentado, esperando. Ni el hambre ni la sed lo apartaron de la puerta. Día tras día, con frío, lluvia, viento o calor seguía acostado en la puerta del hospital esperando a su amigo para ir a casa.

Los vecinos de la zona se percataron de la situación y sintieron la necesidad de cuidar al animal. Se turnaban para llevarle agua y comida, incluso lograron la devolución e indulto de Canelo una ocasión en que la perrera municipal se lo llevó para sacrificarlo.

Doce años, así como lo leen. Ese fue el tiempo que el noble animal pasó esperando fuera del hospital la salida de su amo. Nunca se aburrió ni se fue en busca de alimento, tampoco buscó una nueva familia. Sabía que su único amigo había entrado por esa puerta, y que él debería esperarlo para volver juntos a casa.

La espera se prolongó hasta el 9 de diciembre del 2002, en que Canelo murió atropellado por un auto en las afueras del hospital.

Un final trágico, pero esperanzador para quienes amamos los animales, para quienes quizá ilusamente creemos que en el más allá todavía hay algo que nos espera.

La historia de Canelo fue muy conocida en toda la ciudad de Cádiz. El pueblo gaditano, en reconocimiento al cariño, dedicación y lealtad de Canelo, puso su nombre a un callejón y una placa en su honor.

Lo que debes considerar antes de regalar un perro

Posted in Uncategorized on diciembre 24, 2010 by MundoPatitasAC

Primero preguntarnos ¿Esta persona querría un perro?

Averiguar si la persona a la que deseo darle el perro tiene el tiempo y el dinero para cuidar a un perro, es decir, preguntarnos si podrá alimentarlo, llevarlo al veterinario, sacarlo a pasear, etcétera.

En caso de creer que estás listo para tener un perro o sí ya lo tienes, o debes considerar ciertos riesgos a los que se exponen las mascotas en esta temporada, por lo que se sugiere:

Mantener lejos objetos que tu mascota pudiera ingerir, por ejemplo, las velas que frecuentemente comen los perros, causándoles bloqueos intestinales severos.

No cambiar la dieta de tu perro, por el mero hecho de que sean fiestas decembrinas, cualquier cambio en la alimentación de perros y gatos puede causar afectaciones en su salud.

Vigilar que ninguna bebida alcohólica esté al alcance de tu perro o gato, pues su consumo les causa debilidad, ataques respiratorios e incluso el coma.

Revisar que ninguna envoltura de regalo pueda ser alcanzada por tu perro, pues no sólo su consumo es nocivo, sino que se han dado casos en los que los animales mueren por asfixia.

Finalmente dale a tu mascota los cuidados comunes, trata de no descuidarlos aunque estés festejando.

SE NECESITA ESTAR LOCO

Posted in Uncategorized on diciembre 16, 2010 by MundoPatitasAC

Eso dicen con una mueca particular quienes escuchan hablar con pasión y determinación a las personas que comparten una misma ideología, la de luchar por la ecologia y el bienestar de los animales.

Quienes NO comparten nuestra forma de pensar, tal vez tengan mucha razón. Porque de verdad se necesita estar loco para romper con una mirada fija, siempre hacia el frente e inflexible, y bajarla hasta al nivel del suelo para ver con extrema compasión, a aquellos seres vivos a los que la gran mayoría ignora; o peor aún, a aquellos animales que provocan rechazo por su desafortunada apariencia.

Se necesita estar loco para ir a favor de una causa criticada, burlada y menospreciada; y aún así, sentirte el ser más orgulloso y dichoso por pertenecer a ella, y por comprender claramente los beneficios sociales que traería educar un poco más a la gente sobre ese tema.

Se necesita estar loco para encontrar satisfacción en utilizar parte de tu tiempo, de tu día, o de tu vida, trabajando en algo que jamás te otorgará un sólo centavo como remuneración, y que al contrario, muchas veces te orillará a renunciar al deseo de obtener algún bien material, con tal de defender a un árbol para que siga de pie, o de librar del dolor a un animal que no tiene a nadie que le devuelva la salud después de haber sido violentado o abandonado por un ser, desafortunadamente, de tu misma especie.

Se necesita estar loco para no pensar en riesgos ni en peligro en situaciones de rescate. Para actuar sin temor y pasadas las horas, preguntarte cómo pudiste lograrlo, sin encontrar otra explicación, que el saber que si no lo hubieras hecho tú, no lo hubiera hecho nadie.

Se necesita estar loco para ignorar a la gente hiriente, para sonreír a la gente necia y para entender sensatamente, que no todos tienen porqué compartir el mismo grado de locura, aunque no lo podamos comprender.

Se necesita estar loco para madrugar un fin de semana y acudir a un albergue en donde tu honrosa misión será limpiar orina y excremento. Para soportar escuchar ladridos incesantes cuyo único fin es robarte una mirada. Para ensuciarte de la cabeza a los pies sin sentir asco de una forma inexplicable, reconociendo el valor que para un animal tiene una simple muestra de afecto humano y la esperanza que ésta representa para volver a creer en nosotros.

Estas líneas se las dedico a toda la gente loca, medio loca y muy loca que conozco. Gracias por haber dejado atrás la común cordura y por ser fuente de inspiración para quienes intentamos entrar poco a poco en su mundo. Y sí, estamos locos, locos por los animales… por la naturaleza… y no lo podemos negar.

La historia de Miroku. El reencuentro

Posted in Uncategorized on diciembre 12, 2010 by MundoPatitasAC

En estas fechas en las que los reencuentros se dan más entre seres queridos que por diversas causas han estado lejanos, sirva esta pequeña crónica para colocar un eslaboncito más a esa cadena de afectos compartidos como si fuera una tarjeta de buenos deseos.…………………………………………………………………………………………………………………

MIROKU, una historia con final feliz.
Antes q nada he de decir que Miroku es nuestro primer gato y que no tenemos experiencia. Rodrigo, mi hijo de 17, es el dueño, está en Washington estudiando ballet. Iba a ser una pena que no lo viera cuando venga a fin de año!

Yo no había querido castrar a Miro pues me parecía muy agresivo para él, y deseaba que fuera un gato que aprendiera a salir y a entrar de la casa. Ya había aprendido a hacerlo por la ventana desde la PB de mi casa.. Salimos a que viera a su vecina, la gatita Pitufina, y ¡ pum ! en un abrir y cerrar de ojos ya no estaban ninguno de los 2. Yo supongo que se asustaron con algún carro o perro que pasara cerca.

Ese día lo busqué por más de una hora en bicicleta por toda la Colonia, que en realidad son unas 16 manzanas a lo mucho… pregunté a la vecina Maribel, dueña de la Pitufina y otros gatitos.. ¡ No sabía nada !… Todos me dijeron que regresaría… Pero Miroku es muy tímido, no sabe andar mas allá de media banqueta, entra corriendo a casa con cualquier susto, aunque esta vez no había entrado…

Al dia siguiente, muy temprano, lo busqué montada en mi bici por 2 hs y media maullando, como suelo llamarle por las colonias aledañas; lo mismo por la noche y la madrugada con el carro. Los señores de vigilancia y los vecinos no lo habían visto. Decidimos hacer anuncios… 2 lonas grandes y más de 600 letreros: 400 en blanco y negro y 200 volantes a color que entregué mano en mano a la entrada de algunos fraccionamientos…

Así pasaron los días, de día con la propaganda y de noche a maullar por las calles… Fue muy difícil, sobre todo pensar que el minino estuviera pasándola mal… recodar sus ojitos y su manera de “hablarnos” tan tierna… pensarlo con hambre, sed o herido… no estaba en ninguna parte; en su búsqueda conocimos varias comunidades de gatinos en colonias cercanas como Los Olivos, La Espartaco, Los Cipreses, La Avante, y esta misma Prados de Coyoacán, y también a muchos gatos solitarios en Jardines de Coyoacan, etc.

A cada gatito que encontraba le preguntaba: “no has visto al Miroku?”. En el inter recibí muchísimo apoyo de personas como Elsa, Paty, Gris, Ara, Susy, Miguel, Bárbara, Migue… unas conocidas, otras nunca antes, otras amigas, que con todo su amor se dedicaron a ayudarme, a darme ideas, a buscar, a maullar, orar y hasta a venir a casa con oraciones y velas para el Miroku.

Ha sido una etapa de gran aprendizaje interno, de soltar, de dar amor, de recibirlo…

Finalmente, la misma Maribel acá a cuadra y media… me llamó a mi celular DIEZ días después de que se perdió. Me decía que veía a Miroku en una azotea. ¡¡ Corrí por él!!! Me indicó el camino a su azotea, no estaba en la de junto sino a la siguiente, salté por ambas y encontré a mi minino querido, todo temeroso y agazapado! Lo llamé por su nombre, le hablé emocionadísima y llena de amor, me contestó como reconociéndome y se dejó que lo agarrara… le di de comer de una lata que llevaba y la aceptó con gusto, y ya no lo solté… Crucé abrazándolo fuertemente las 3 azoteas y bajé agradeciendo a mi vecina que me devolviera a mi querido gato que había estado perdido todos esos días… lloraba al bajar… En casa desconocida…

Cruzamos la calle y al entrar a la casa donde ha vivido un año, reconoció de inmediato su ambiente y hecho a correr adentro a sus lugares, a sus olores… sintiéndose de regreso!

Raspadito de la barba, más flaco, sucio, miedoso.. pero sano y salvo !! Mi querida vecina no aceptó la recompensa pero como tiene 2 perros y como 6 o 7 gatos, pienso llevarle varios paquetes de comida en agradecimiento.

Hoy ya sé que no vivo en un rancho y que por lo tanto, no puedo dejar a Miro sin esterilizar.. he de esperar un poquito a que coma bien, se recupere de estos 10 días de frío, miedo y lejanía.

He de seguir agradeciendo a tantos bellos seres humanos que nos ayudaron en su búsqueda y he de cumplir las promesas hechas!!

Gracias Señor de la Misericordia, Sra. de Guadalupe, mi Ángel de la Guarda y el de Mirokusan!

Up Date: 10 Dic 2010.
Gracias de nuevo por todo el apoyo.

De la Pitufina… sigue con sus amiguitos y amiguitas, son felices viven acá cerca y entran y salen de su casa, son como 7 felices felinos y 2 canes, ji! su dueña es la misma Maribel q encontró al Miroku en la azotea de junto y a quien ya le llevé muchas bolsas de comida para ellos en agradecimiento, pues no me aceptó la recompensa.

Ayer, Susy la veterinaria de Miroku, lo operó y ya se está recuperando. Como soy homeópata le estoy dando chochos y va súper bien.

De nuevo gracias en este proceso tan maravilloso a:
Grisel que me abrió su corazón y me enseñó a ser práctica y a colocar letreros.
Pingui que me enseña del amor por los animales y estuvo tan pendiente enviándome fotos de Miroku para la manta.
Migue mi hijo, que se enternece y ahora cuida a Miroku.
Miguel por tocar su compasión y andar en las madrugadas acompañándome a buscar debajo de los carros…
Nely por hacer de Miro uno más de la familia.
Erre, por su fé y su amor de hijo y sus oraciones.
Ara por su compañía por 3 horas de caminata en la madrugada en parques y callejones oscuros maullando! Je!
Miguel el asesor de Ara por su Magia y su Luz.
Bárbara por su vela encendida.
Enrique por su escucha y su amistad.
Susy por su incondicionalidad y su Luz.
Elsa R por conectarme a Mundo Patitas y mostrarme su solidaridad aun sin conocernos.
Paty que igual sin conocerme me regala al Señor de la Misericordia y su Fé íntegra!
Isa por sus decretos.
Malena por gritarle al Miro en un vaso, je!
Y tantas personas más! que me mostraron su apoyo en diversas formas, desde un comentario hasta seguir preguntando… y, ¡ Gracias a la Vida ! porque gracias a estas experiencias aprendemos del amor incondicional, a abrir el corazón, a confiar en la vida, a volver a la fé, a valorar a las personas, a amar a los animalitos hermosos, a Ver todas las bendiciones q nos rodean.

Alicia Sofia

Carta del Jefe Seattle al presidente de los Estados Unidos

Posted in Uncategorized on diciembre 10, 2010 by MundoPatitasAC

Nota
El presidente de los Estados Unidos, Franklin Pierce, envía en 1854 una oferta al jefe Seattle, de la tribu Suwamish, para comprarle los territorios del noroeste de los Estados Unidos que hoy forman el Estado de Wáshington. A cambio, promete crear una “reservación” para el pueblo indígena. El jefe Seattle responde en 1855.

[Carta: Texto completo]
El Gran Jefe Blanco de Wáshington ha ordenado hacernos saber que nos quiere comprar las tierras. El Gran Jefe Blanco nos ha enviado también palabras de amistad y de buena voluntad. Mucho apreciamos esta gentileza, porque sabemos que poca falta le hace nuestra amistad. Vamos a considerar su oferta pues sabemos que, de no hacerlo, el hombre blanco podrá venir con sus armas de fuego a tomar nuestras tierras. El Gran Jefe Blanco de Wáshington podrá confiar en la palabra del jefe Seattle con la misma certeza que espera el retorno de las estaciones. Como las estrellas inmutables son mis palabras.
¿Cómo se puede comprar o vender el cielo o el calor de la tierra? Esa es para nosotros una idea extraña.

Si nadie puede poseer la frescura del viento ni el fulgor del agua, ¿cómo es posible que usted se proponga comprarlos?
Cada pedazo de esta tierra es sagrado para mi pueblo. Cada rama brillante de un pino, cada puñado de arena de las playas, la penumbra de la densa selva, cada rayo de luz y el zumbar de los insectos son sagrados en la memoria y vida de mi pueblo. La savia que recorre el cuerpo de los árboles lleva consigo la historia del piel roja.

Los muertos del hombre blanco olvidan su tierra de origen cuando van a caminar entre las estrellas. Nuestros muertos jamás se olvidan de esta bella tierra, pues ella es la madre del hombre piel roja. Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas; el ciervo, el caballo, el gran águila, son nuestros hermanos. Los picos rocosos, los surcos húmedos de las campiñas, el calor del cuerpo del potro y el hombre, todos pertenecen a la misma familia.

Por esto, cuando el Gran Jefe Blanco en Wáshington manda decir que desea comprar nuestra tierra, pide mucho de nosotros. El Gran Jefe Blanco dice que nos reservará un lugar donde podamos vivir satisfechos. Él será nuestro padre y nosotros seremos sus hijos. Por lo tanto, nosotros vamos a considerar su oferta de comprar nuestra tierra. Pero eso no será fácil. Esta tierra es sagrada para nosotros. Esta agua brillante que se escurre por los riachuelos y corre por los ríos no es apenas agua, sino la sangre de nuestros antepasados. Si les vendemos la tierra, ustedes deberán recordar que ella es sagrada, y deberán enseñar a sus niños que ella es sagrada y que cada reflejo sobre las aguas limpias de los lagos hablan de acontecimientos y recuerdos de la vida de mi pueblo. El murmullo de los ríos es la voz de mis antepasados.

Los ríos son nuestros hermanos, sacian nuestra sed. Los ríos cargan nuestras canoas y alimentan a nuestros niños. Si les vendemos nuestras tierras, ustedes deben recordar y enseñar a sus hijos que los ríos son nuestros hermanos, y los suyos también. Por lo tanto, ustedes deberán dar a los ríos la bondad que le dedicarían a cualquier hermano.
Sabemos que el hombre blanco no comprende nuestras costumbres. Para él una porción de tierra tiene el mismo significado que cualquier otra, pues es un forastero que llega en la noche y extrae de la tierra aquello que necesita. La tierra no es su hermana sino su enemiga, y cuando ya la conquistó, prosigue su camino. Deja atrás las tumbas de sus antepasados y no se preocupa. Roba de la tierra aquello que sería de sus hijos y no le importa.

La sepultura de su padre y los derechos de sus hijos son olvidados. Trata a su madre, a la tierra, a su hermano y al cielo como cosas que puedan ser compradas, saqueadas, vendidas como carneros o adornos coloridos. Su apetito devorará la tierra, dejando atrás solamente un desierto.

Yo no entiendo, nuestras costumbres son diferentes de las suyas. Tal vez sea porque soy un salvaje y no comprendo.

No hay un lugar quieto en las ciudades del hombre blanco. Ningún lugar donde se pueda oír el florecer de las hojas en la primavera o el batir las alas de un insecto. Mas tal vez sea porque soy un hombre salvaje y no comprendo. El ruido parece solamente insultar los oídos.
¿Qué resta de la vida si un hombre no puede oír el llorar solitario de un ave o el croar nocturno de las ranas alrededor de un lago? Yo soy un hombre piel roja y no comprendo. El indio prefiere el suave murmullo del viento encrespando la superficie del lago, y el propio viento, limpio por una lluvia diurna o perfumada por los pinos.

El aire es de mucho valor para el hombre piel roja, pues todas las cosas comparten el mismo aire -el animal, el árbol, el hombre- todos comparten el mismo soplo. Parece que el hombre blanco no siente el aire que respira. Como una persona agonizante, es insensible al mal olor. Pero si vendemos nuestra tierra al hombre blanco, él debe recordar que el aire es valioso para nosotros, que el aire comparte su espíritu con la vida que mantiene. El viento que dio a nuestros abuelos su primer respiro, también recibió su último suspiro. Si les vendemos nuestra tierra, ustedes deben mantenerla intacta y sagrada, como un lugar donde hasta el mismo hombre blanco pueda saborear el viento azucarado por las flores de los prados.

Por lo tanto, vamos a meditar sobre la oferta de comprar nuestra tierra. Si decidimos aceptar, impondré una condición: el hombre blanco debe tratar a los animales de esta tierra como a sus hermanos.
Soy un hombre salvaje y no comprendo ninguna otra forma de actuar. Vi un millar de búfalos pudriéndose en la planicie, abandonados por el hombre blanco que los abatió desde un tren al pasar. Yo soy un hombre salvaje y no comprendo cómo es que el caballo humeante de hierro puede ser más importante que el búfalo, que nosotros sacrificamos solamente para sobrevivir.

¿Qué es el hombre sin los animales? Si todos los animales se fuesen, el hombre moriría de una gran soledad de espíritu, pues lo que ocurra con los animales en breve ocurrirá a los hombres. Hay una unión en todo.
Ustedes deben enseñar a sus niños que el suelo bajo sus pies es la ceniza de sus abuelos. Para que respeten la tierra, digan a sus hijos que ella fue enriquecida con las vidas de nuestro pueblo. Enseñen a sus niños lo que enseñamos a los nuestros, que la tierra es nuestra madre. Todo lo que le ocurra a la tierra, le ocurrirá a los hijos de la tierra. Si los hombres escupen en el suelo, están escupiendo en sí mismos.

Esto es lo que sabemos: la tierra no pertenece al hombre; es el hombre el que pertenece a la tierra. Esto es lo que sabemos: todas la cosas están relacionadas como la sangre que une una familia. Hay una unión en todo.

Lo que ocurra con la tierra recaerá sobre los hijos de la tierra. El hombre no tejió el tejido de la vida; él es simplemente uno de sus hilos. Todo lo que hiciere al tejido, lo hará a sí mismo.
Incluso el hombre blanco, cuyo Dios camina y habla como él, de amigo a amigo, no puede estar exento del destino común. Es posible que seamos hermanos, a pesar de todo. Veremos. De una cosa estamos seguros que el hombre blanco llegará a descubrir algún día: nuestro Dios es el mismo Dios.

Ustedes podrán pensar que lo poseen, como desean poseer nuestra tierra; pero no es posible, Él es el Dios del hombre, y su compasión es igual para el hombre piel roja como para el hombre piel blanca.
La tierra es preciosa, y despreciarla es despreciar a su creador. Los blancos también pasarán; tal vez más rápido que todas las otras tribus. Contaminen sus camas y una noche serán sofocados por sus propios desechos.

Cuando nos despojen de esta tierra, ustedes brillarán intensamente iluminados por la fuerza del Dios que los trajo a estas tierras y por alguna razón especial les dio el dominio sobre la tierra y sobre el hombre piel roja.

Este destino es un misterio para nosotros, pues no comprendemos el que los búfalos sean exterminados, los caballos bravíos sean todos domados, los rincones secretos del bosque denso sean impregnados del olor de muchos hombres y la visión de las montañas obstruida por hilos de hablar.

Jefe Seattle

Nota de Mundo Patitas A.C.
La moraleja de esta hermosa carta, es justamente que dejemos de llamarnos “dueños” de perros o de gatos. Seamos mejor sus amigos, padres, tutores, responsables, etc. Tambien les invito a dejar de llamar “Mascotas” a nuestros animales de compañía.

¿De donde proviene la expresion: El Perro es el mejor amigo del hombre?

Posted in Uncategorized on diciembre 10, 2010 by MundoPatitasAC

La expresión “el perro es el mejor amigo del hombre” no es producto de la sabiduría popular sino el extracto de un discurso pronunciado por el abogado norteamericano George Graham Vest.

Esta es la historia:
Una mañana el señor Charles Burden descubrió que su galgo “Old Drum” (viejo barril) había sido asesinado.

Por el tipo de munición utilizada y por el lugar donde se encontró el animal, supo que el autor del hecho había sido su vecino y que no había actuado en defensa propia, sino a sangre fría. Así fue como Charles Burden decidió iniciar una acción judicial a Leónidas Hornsby, su vecino y matador del perro.

Corría el año 1871 y el doctor George Vest pronunció este discurso al jurado del tribunal de Warrensdburg, Missouri, Estados Unidos:

“Caballeros del jurado: El mejor amigo que un hombre pueda tener, podrá volverse en su contra y convertirse en su enemigo. Su propio hijo o hija, a quienes crió con amor y atenciones infinitas, pueden demostrarle ingratitud. Aquellos que están más cerca de nuestro corazón, aquellos a quienes confiamos nuestra felicidad y buen nombre, pueden convertirse en traidores. El dinero que un hombre pueda tener también podrá perderlo, se volará en el momento que más lo necesite. La reputación de un hombre quedará sacrificada por un momento de locura o debilidad. Las personas están dispuestas a caer de rodillas para honrar nuestros éxitos, serán los que arrojen la primera piedra, cuando el fracaso coloque nubes sobre nuestro porvenir. El único, absoluto y mejor amigo que tiene el hombre en este mundo egoísta, el único que no lo va a traicionar o negar, es su PERRO. Caballeros del jurado, el perro de un hombre está a su lado en la prosperidad y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad. Dormirá en el frío piso donde sopla el viento y cae la nieve, sólo para estar junto a su amo. Besará la mano que no tenga comida para ofrecerle, lamerá las heridas y amarguras que produce el enfrentamiento con el áspero mundo. Si la desgracia deja a su amo sin hogar y amigos, el confiado perro sólo pide el privilegio de acompañar a su amo para defenderlo contra todos sus enemigos. Y cuando llega el último acto, y la muerte hace su aparición y el cuerpo es enterrado en la fría tierra, no importa que todos los amigos hayan partido. Allí junto a la tumba, se quedará el noble animal, su cabeza entre sus patas, los ojos tristes pero abiertos y alertas, noble y sincero, más allá de la muerte”.
Un profundo silencio llenó la sala de audiencias cuando el Dr. Vest terminó. Los hombres del jurado quedaron vivamente emocionados, mientras que algunos integrantes del público irrumpían en llanto.
El jurado decidió en forma unánime castigar a Leónidas Hornsby con una multa de 550 dólares (400 dólares más de lo que marcaba el límite legal) y la frase “El perro es el mejor amigo del hombre” se hizo popular para siempre.