Archivo para agosto, 2012

La BVA y La Gloria perdida

Posted in Uncategorized on agosto 9, 2012 by MundoPatitasAC

La estrecha relación que actualmente mantenemos con algunos antirrábicos en el DF, en un esfuerzo por sumarnos como sociedad civil organizada al proyecto de conversión de estos centros de exterminio, a centros veterinarios delegacionales y de adopción, nos ha permitido detectar y corroborar, algunas situaciones lamentables que se practican con cotidianeidad, muchas incluso, amparadas por nuestra propia ley.

Tal es el caso con la Brigada de Vigilancia Animal (BVA) de la Secretaria de Seguridad Publica del DF, amigos entrañables que hoy, nos tiene un tanto cuanto decepcionados.

Los inicios de la BVA fueron extraordinarios. Cuando se formo la BVA hace ya algunos años, se buscaba un perfil heroico (tipo los bomberos) para conformarla. No cualquier elemento de la SSPDF podía ser candidato para integrarla, solo aquellos que pasaban minuciosos exámenes psicológicos y sentían afinidad y empatía por los animales, podían aspirar a formarla. Así, mas de 40 elementos fueron seleccionados, capacitados e investidos con honor, para cuidar, salvaguardar y hacer valer las leyes de protección animal en el DF, en beneficio de nuestros hermanos de tierra, el grupo más vulnerable de entre todos los grupos vulnerables.

“La violencia entre humanos se queda corta, comparada con la violencia que ejercen los humanos en contra de los animales”.

Con la creación de la BVA, algunos ilusos imaginamos, yo entre ellos, que el tiempo de maltrato impune de animales, seria historia, pues el DF, a nivel nacional, tendría por vez primera su propia heroica policía que velaría por el bienestar animal;… pero poco nos duro la ilusión: La esencia de la BVA comenzó a verse drásticamente afectada por:
1) La falta de sensibilidad, de experiencia y las malas decisiones de algunos mandos
2) La conformación de un comité de supervisión excluyente y apático
3) La falta de presupuesto
4) Nuestras propias ridículas leyes.

Los perros seguían abandonados en las azoteas sin podérseles ayudar, los animales en situación de calle se “rescataban” y se llevaban al matadero, perdón, antirrábico; el abandono de perros y gatos seguía en aumento; las carretas jaladas por caballos (prohibidas por ley) seguían circulando por nuestras calles asfaltadas, los ilegales vendedores de perros en vía publica seguían con su negocio, etc.

Así, mientras que la BVA ganaba notoriedad ante la sociedad (algunos siguen desconociendo su existencia), por otra parte la esencia misma la BVA se prostituía. Una Leyenda Urbana asegura que aquellos heroicos elementos que le conformaban originalmente, eran poco a poco reemplazados por policías “mal portados y castigados” provenientes de otras agrupaciones.

Hoy, aunque duela reconocerlo, la BVA ha dejado de ser un heroico y noble cuerpo de salvamento, para convertirse en una cruel extensión del mortal antirrábico, pues cuando éstos no cuentan con vehículos o personal para hacer redadas, le piden apyo a la BVA, ¡y la BVA se los da!

Veamos el siguiente caso, como ejemplo:
IMÁGENES FUERTES, SE SUGIERE DISCRECIÓN

El domingo 5 de agosto pasado, cierto antirrábico del DF que no contaba ni con vehículo ni con personal (la mayoría trabajan solo de L a V) recibió una denuncia ciudadana, para que recogieran a un perro en situación de de calle que vagaba por una colonia popular. El antirrábico se disculpó por la falta de recursos y exhorta al denunciante a llamar a la BVA al teléfono 52089898, pues ellos suelen “auxiliarles” en estos casos.

Así es como ese mismo domingo, este inocente fue capturado a petición ciudadana por la BVA, quien en lugar de trasladarlo a sus pequeñas instalaciones, en teoría, con un MVZ las 24 hrs, para valorarlo y en caso de, aplicarle un sacrificio humanitario, deciden mejor llevarlo al matadero, perdón, antirrabico, y abandonarlo a su suerte.

Lo menos que se podía esperar de la BVA o incluso del mismo antirrábico “supervisado” por una fundación de protección Animal, era que al menos, lo libraran de un lazo de plástico sintético encarnado en sus pieles que le producía un severo dolor; acto básico de humanidad que precediera al sacrificio humanitario, pero no; todo parecía indicar que tendría que esperar en su mazmorra, hasta el martes, día de sacrificio “supervisado”.

Pero para nuestra sorpresa, el miércoles 8 de agosto, cuatro días después, el animal seguía ahí, vivo, lacerado, entre moscas y larvas comiéndoselo vivo, y ante la indiferencia de la BVA, el desconocimiento de asociación que “supervisa”, y la evidente indolencia del personal del antirrábico; ah pero eso si, bien oculto a los ojos de una sociedad cada vez más atenta a las injusticias.

Fue entonces que lo pedimos en donación y le trasladamos inmediatamente a una clínica veterinaria, no sin antes liberarlo de la cuerda que le ahorcaba y de lavarle con agua y jabón, en un intento por quitarle los gusanos que le devoraban en vida.

Ahora ya está siendo atendido en una clínica veterinaria. Se trata de un noble macho pitbull con orejas cortadas (lo que nos indica que en algún momento tuvo casa o familia), de aproximadamente 8 años de edad, con heridas severas en cuello y diversas partes del cuerpo, ya en algunas partes necropsadas; presenta también un tumor colgante en vientre; y lo más preocupante, son unas lesiones en las encías que pueden ser cancerígenas. Se le ha mandado a hacer estudios para saber la gravedad de sus lesiones, pero mientras tanto, por humanidad, permanece cuidado, medicado, libre y sin dolor, hasta que sus heridas cicatricen y los estudios determinen el camino a seguir.

Estamos buscando entrevistarnos a la brevedad con los altos mandos de la BVA, con la intención de buscar los medios para devolverle a la BVA La Gloria perdida.

UPDATE

El 9 de agosto, mismo día de la publicación de este podst, una comisión de activistas por los derechos de los animales fuimos recibidos por altos mandos de la BVA, logrando convenios de participación muy satisfactorios. Con renovada esperanza confiamos en que pronto la BVA retomará el camino heroico para el que fue creada.

Anuncios